Último episodio

Episodio 67 Podcast TemplodeJerusalen.com

Pilato continuó: «¿Y qué haré con Jesús, llamado el Mesías?». Todos respondieron: «¡Que sea crucificado!». Mateo 27,22.

Templo de Jerusalén
Templo de Jerusalén
Episodio 67 Podcast TemplodeJerusalen.com
Loading
/

¡Escucha ahora!

Templo de Jerusalén, Catequesis Católica para todas la edades

Conéctate a nuestros Podcasts desde tus Apps preferidas: Apple Podcasts, Amazon Music, RSS, iVoox, Google Podcasts, Spotify…

Suscríbete en un minuto, pulsando en el icono de las App que te mostramos, o en las App que aparecen en el reproductor de audio.

 

Si dispones de otras App en tu móvil o PC, pega la dirección URL que aparece a continuación como feed:

https://templodejerusalen.com/feed/podcast

Conéctate ahora…

Episodios recientes

Episodio 67 Podcast TemplodeJerusalen.com

Pilato continuó: «¿Y qué haré con Jesús, llamado el Mesías?». Todos respondieron: «¡Que sea crucificado!». Mateo 27,22.

Templo de Jerusalén
Templo de Jerusalén
Episodio 67 Podcast TemplodeJerusalen.com
Loading
/

Episodio 66 Podcast TemplodeJerusalen.com

Un hombre tenía dos hijos y, dirigiéndose al primero, le dijo: «Hijo, quiero que hoy vayas a trabajar a mi viña». Mateo 21,28.

Templo de Jerusalén
Templo de Jerusalén
Episodio 66 Podcast TemplodeJerusalen.com
Loading
/

Episodio 65 Podcast TemplodeJerusalen.com

Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor.   Lucas 2,11

Templo de Jerusalén
Templo de Jerusalén
Episodio 65 Podcast TemplodeJerusalen.com
Loading
/

Sois Templo del Espíritu Santo de Dios

Dios reside en nuestro cuerpo. Dios decidió hacerse hombre como nosotros, dando un ejemplo que podamos imitar, pero no satisfecho, decidió regalarnos su Espíritu Santo, para que formemos todos un único cuerpo, el SUYO, el cuerpo de CRISTO. El Reino de Dios está aquí, esperando que lo abracéis. La vida eterna es conocer a Dios, si guardáis su palabra y vivís como ella, ya habéis visto a Dios y le habéis conocido.

Haceos atletas de Dios.

Jerusalén ciudad de Dios

»Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. Oí una potente voz que provenía del trono y decía: «¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios».

Jerusalén es nuestra madre celestial.

Jesús es la salvación

Yo soy la puerta del reino de Dios: cualquiera que entre por esta puerta, se salvará; podrá salir y entrar, y siempre encontrará alimento.”

El mismo Jesucristo nuestro Señor,  así lo afirma, fuera de él no hay salvación. El Señor no ha venido a juzgar, sino a salvar a todas las personas. Es momento de mirar en nuestro interior y rectificar cuantas cosas no sean correctas y con el arrepentimiento ya tenemos garantizado su perdón, que a nadie le va a negar. El Señor ha dado su vida para salvarnos a todos, no juzguéis y mucho menos condenéis espiritualmente a vuestros hermanos. Si lo hacéis, en ese mismo instante notaréis la tristeza y el dolor en vuestra alma, que con vuestra obstinación se puede convertir en tristeza eterna. No olvidéis que el juicio de Dios es claro: Jesús quiere salvar a todos.

 

¡Escucha ahora!

Templo de Jerusalén, Catequesis Católica para todas la edades